Arpillera La Broma

La arpillera, se establece dentro de la narrativa de las artes textiles. Arpillera, es el nombre por el que se conoce al tapiz clandestino creado por las mujeres chilenas durante la dictadura de Pinochet.

Las artes textiles han servido como vehículo narrativo aportando sus herramientas y medios de expresión: agujas, hilos, lanas, arpilleras, ropa y el cuerpo como creadores de relatos colectivos, es así como las manos que bordando cuentan, que cosiendo narran y escriben la historia.

La década de los 70 es como resultado testigo del nacimiento de las arpilleristas, como artistas de la resistencia. Principalmente mujeres, que se opusieron al terror y la pobreza, con la solidaridad como valor estructural.

La arpillera en la narrativa de las artes textiles, tienen relación con la almazuela y el collage. En mi caso lo asocio con el arte naíf o pintura ingenua, probablemente por el colorido, la riqueza de los detalles y la expresividad de sus evocaciones.

Asimismo, encuentro similitudes con el arte pobre, por el uso de materiales de fácil obtención, son movimientos creativos y espontáneos y se alejan de la reproducción industrial. Sin dejar de mencionar, la abundante e importante herencia del arte del bordado y su impacto en diversos movimientos artísticos y el mundo de la moda.

La arpillera La Broma, nos cuenta sobre el espacio, nuestro lugar en el mundo y la manera en que tratamos los recursos, como consecuencia de nuestro ritmo de vida, toneladas y toneladas de plásticos y desechos, están siendo abandonadas en los océanos y tierras que sufren maltrato y contaminación.

¿Cómo se define nuestro espacio?

¿Quién lo decide?

Parece ser decidido, por el lugar donde nacemos, nuestra familia, los hábitos, los gobiernos, las empresas, el clima. Todo.

El mundo esta marcado por fronteras, para unos es más fácil cruzarlas que para otros. Este acuerdo social debe ser una broma, un chiste que de tanto repetirse se convirtió en una broma de mal gusto.

Algunas fronteras son más dominantes que otras, más expansivas, gritan y se hacen sentir con más fuerza. Pero todos sabemos que el que más grita no siempre tiene razón.

Esta arpillera es una invitación a definir nuestro espacio, sea interno o externo. Eres de donde vienes ¿cierto? Eres tus circunstancias, tal vez. Las fronteras las pones tú. La expansión esta en tu área de control, sino lo crees déjate llevar y observa.

Somos todos iguales y compartimos espacios con otras especies igual e incluso más maravillosas que la nuestra. Habitamos un planeta hermoso que maltratamos y contaminamos y sin embargo nos cuida y da de comer, comencemos a respetarlo.

En conclusión, somos un grano de polvo comparado con la grandeza del planeta Tierra, así que respira y cálmate!

La Arpillera La Broma es pieza única

Materiales

  • Arpillera, telas, hilos, piezas de madera y metal.

Medidas

  • 45x48 cm