Tapiz RIZOMA

Tapiz de pared Rizoma, pieza exclusiva y sobria de arte textil. Su diseño esta inspirado en la filosofía y la biología. Las plantas con rizomas son perennes y cada año producen nuevos brotes, un buen augurio para este tapiz.

En primer lugar combina tres cuerdas de algodón de distintos grosores, así que con esto buscamos que cada una produzca sus raíces, brotes y nudos. Además, el diseño del tapiz esta realizado con un único nudo que en si mismo es una multitud.

La multiplicidad, la concepción arborescente, conexiones productivas que favorezcan el crecimientos de raíces y tallos fuertes.

El nudo Ballestrinque es el ejemplo más típico de nudo en cruz, por lo general muy utilizado en macramé, arte textil y en otros muchos casos en donde es útil un nudo tan versátil.

«El rizoma tiene formas muy diversas, desde su extensión ramificada en todos los sentidos hasta sus concreciones en bulbos y tubérculos»

La frase anterior, de Deleuze y Guattari ha sido la inspiración para crear este tapiz de pared de arte textil óptimo para decoración de interiores.

Así, las voces de los filósofos se mantienen viva en mi memoria y dicen sin cesar «Lo múltiple hay que hacerlo, pero no añadiendo constantemente una dimensión superior, sino, al contrario, de la forma más simple, a fuerza de sobriedad»

Contener el tiempo en un objeto, en materiales. Los rizomas y los tejidos heredan en su genética la memoria y la cultura. Ambas, incluyen en su estructura elaborados procesos de creación.

El tapiz Rizoma posee una discreta elegancia. Los nudos se cruzan en verticales y horizontales, creando un mesurado crecimiento en su ramificación.

Materiales

  • Barra de madera
  • Cuerdas de algodón color crudo

Medidas

  • 30x104 cm